En la actualidad, la mayor parte de la clase política ha entendido la importancia de internet en el transcurso de sus campañas permanentes. Algunos de ellos, aunque no mayoritariamente, entienden el poder de los motores de búsqueda y cómo pueden influir en su público objetivo.

Los motores de búsqueda, Google, Yahoo, Bing no son nuevos. En el 2015, el American Institute for Behavioral Research and Technology concluyó que «las clasificaciones de búsqueda pueden cambiar las preferencias de voto de los votantes indecisos en un 20% o más».

Desde sus altavoces, los políticos en la oposición piden que el gobierno frene la capacidad de influencia de estas empresas. Quienes están en el gobierno argumentan que los algoritmos juegan en su contra. Este hecho señala la falta de control de la política sobre esta disciplina digital.

De hecho, a pesar de saber generalmente, que los motores de búsqueda son importantes, las campañas electorales, las campañas políticas permanentes siguen siendo desde el punto de vista SEO, totalmente inadecuadas y muy poco efectivas.

El SEO aplicado a la política es una idea que está sobre la mesa, igual que jugaron su papel residual en España las redes sociales en la campaña de 2008. Y como ya sabemos, fue la aparición de Barack Obama en este plano, quien las puso en el centro de su campaña demostrando al mundo la influencia y la efectividad que tenían estos canales en torno a la movilización electoral. 

1. Controla tu identidad

Una de las ventajas del SEO en todos los campos y también en el político e institucional es que uno es dueño de su propia identidad. Es decir, controla su propia identidad en internet. Cuando un votante busca en Google el nombre de un político, casi siempre espera que el sitio web oficial sea uno de los mejores resultados, si no el primero.

¿Y si no está ahí? Corre un grave riesgo de que alguien dirija la conversación en internet hacia un lugar poco favorable para el político o el candidato del momento.

Un ejemplo muy claro de esto ocurrió recientemente, cuando el sitio web oficial de Joe Biden, joebiden.com, fue superado en el término de búsqueda «Joe Biden website» por el sitio web de parodia: joebiden.info.

Joe Biden website
Joe Biden en Google

El sitio web oficial de Biden recuperó su puesto rápido, puesto que trabajarían intensamente a nivel SEO para recuperar esa primera posición, pero este hecho no debería haberse permitido. Tampoco hubiera ocurrido de haber trabajado y monitorizado las palabras clave de forma continuada, al mismo nivel que se controlan y miden los alcances en las redes sociales.

2. Marca la agenda política

Todos sabemos que las palabras que eligen los políticos son seleccionadas cuidadosamente. Hay mucha teoría, psicología y técnicas comunicativas detrás de cada discurso y cada mensaje (o debería). Dependiendo del votante al que se quiera apelar, la elección de la palabra correcta (o incorrecta) puede ser la diferencia entre que su propuesta sea vista de manera positiva o negativa.

Sigamos con los ejemplos estadounidenses. Bernie Sanders, en plena carrera por la nominación demócrata en el 2016, apelaba a un término llamado “socialismo democrático”, entendido positivamente por el segmento de la población al que se quería dirigir. El concepto “socialismo” en Estados Unidos tiene un rechazo mayor y de ahí la matización de Sanders. 

Democratic socialism
socialismo democrático en Google Trends

Con esta explicación, uno pensaría que habría una página dedicada al «socialismo democrático» en la página web de Bernie Sanders enfocada al término y cómo se relaciona con el mensaje de Bernie.

Sin embargo, tal vez su equipo de campaña lo pasó completamente por alto. Ahora os mostraremos los resultados que posiciona en Google su sitio web para la keyword “socialismo democrático”:

Bernie Sanders democratic
Bernie Sanders en Google

Dentro del sitio de Biden hay una página que menciona el «socialismo democrático», pero difícilmente es el tipo de contenido fundamental que uno esperaría en el sitio web de un candidato para uno de los rasgos definitorios más importantes de su campaña. Se trata de un podcast en el que participaba Bernie. 

Site Bernie Sanders

Si su equipo de campaña hubiese creado todo un árbol de contenidos optimizados en torno al concepto de socialismo democrático relacionado con Sanders, la campaña hubiese conseguido posicionar muchas más palabras clave similares y extender el mensaje de Bernie en todas las keywords relacionadas al “socialismo democrático”. Desde el punto de vista SEO se trata de una oportunidad perdida

3. El Inbound Marketing también es útil en política

Desde los partidos, los candidatos y sus equipos también pueden ir tras los votantes que están «en lo alto del embudo», apuntando a palabras clave que la mayoría de la gente podría no asociar con ellos por defecto. Relacionar estas palabras clave con los mensajes centrales de la campaña es una oportunidad de oro que muy pocas veces se aprovecha. 

Un ejemplo. Tomando la palabra clave «student loan forgiveness program» (perdón de préstamos estudiantiles). En Estados Unidos, las deudas de préstamos a los estudiantes son un problema para muchas familias. Una de las candidatas que en estas primarias compitió con Sanders y Biden, Elizabeth Warren, ha sido una fuerte defensora de una política de perdón de préstamos estudiantiles para borrar las deudas de los estudiantes. Se ha convertido en uno de los temas más populares de su campaña. Esta es también una palabra clave con una fuerte métrica de búsqueda que muestra que le importará a muchos americanos:

Perdón de préstamos  estudiantiles en Ahrefs

Considerando esta situación, se esperaría una página dedicada en el sitio de la campaña de Warren discutiendo sus propuestas políticas específicas. En cambio, vemos esto:

Hay una página específica donde habla sobre la universidad gratuita y la cancelación de la deuda, pero la página no está optimizada con palabras clave para apuntar a lo que el público realmente busca sobre el tema. El resultado es una URL con 0 posiciones de palabras clave y 0 tráfico orgánico:

Sin embargo, detectaron la necesidad y tomaron una decisión rápida, utilizaron anuncios de Google y por tanto, se posicionaron muy arriba. Algo es algo. 

En ambos casos, tanto con Sanders y el socialismo democrático, como con Warren y el perdón de préstamos estudiantiles, sus equipos de campaña primaron el presupuesto y los anuncios al SEO.

Seguramente, de haber invertido más tiempo y recursos en la construcción de los contenidos adecuados, se podrían haber ahorrado bastante dinero en los anuncios.

Aunque la competencia de una palabra clave sea alta, Sanders, Warren, Biden, Harris y todos los candidatos tienen una autoridad para los buscadores mayor de la que son capaces de utilizar correctamente. Dejan pasar oportunidades por un problema de enfoque de sus campañas digitales

El equipo de Warren diseñó una herramienta para mostrar a los votantes cómo les afectaría su programa de cancelación de préstamos estudiantiles. No pasó de la posición #14 en Google, a pesar de ser una de las principales keywords que el buscador sugiere. Le superaron portales de noticias, que si bien es cierto son difíciles de superar, lo son por el trabajo de posicionamiento que realizan constantemente. 

4. SEO Técnico aplicado a la política

Las clasificaciones en Google, el volumen de la búsqueda y cantidad de backlinks (enlaces apuntando a tu web) son las métricas más buscadas en mundo del SEO. Pero a veces lo que realmente importa es lo más básico ¿Su sitio web está siendo indexado?

Es normal llegar a pensar que, los políticos a los que se les atraganta esta era digital, tampoco van a dominar la escena del SEO. Pero bueno, la estrella emergente demócrata, Alexandria Ocasio-Cortez también ha tenido sus problemas a la hora de indexar su propia web. Mientras que en la keyword «Alexandria Ocasio-Cortez» muestra su página web principal (https://ocasio2018.com/) en el tercer lugar para este término:

Puede que no sea lo ideal, pero no es ningún drama. Sin embargo, hay una situación diferente cuando se busca «sitio web de Alexandria Ocasio-Cortez» (como mucha gente hace cuando quiere el sitio específico del político):

La situación anterior no es la ideal. Sin embargo, los resultados pueden variar en este resultado de búsqueda. Esa misma búsqueda días después, arrojaba un resultado entre los 5 primeros. Se trataba simplemente de algún problema temporal de la web en su relación con el buscador.

Excavando más en las cuestiones técnicas del sitio web, hay algunos agujeros obvios. Por un lado, la versión http estaba siendo redirigida a un dominio completamente diferente:

Ese dominio resultaba ser una copia exacta de su sitio principal. Y lo peor, completamente indexado por Google. Se olvidaron de la etiqueta «no index» a todo el sitio.

Es probable que sea el entorno de desarrollo del sitio. Tal vez uno de los problemas técnicos más básicos de SEO, el contenido duplicado a través de un sitio de desarrollo indexado, podría estar frenando la visibilidad de una estrella política con conocimientos tecnológicos.

¿Es una garantía de que el sitio de desarrollo duplicado estuviera causando el ranking inconsistente del dominio principal? Sólo una auditoría SEO completa nos dará la respuesta a esa pregunta, pero sin embargo es un problema que debe ser corregido.

5. Política local = Menor dificultad

Aunque en el artículo se hayan tratado casos a escala nacional en Estados Unidos, cabe decir que a menor escala, la dificultad es menor. Ahora, si buscamos a nivel local en Valencia, Google muestra la entidad correctamente con Joan Ribó, alcalde de la ciudad:

Pero no hay ni rastro de página web. Y es que no la hay, porque los equipos de campaña crean las páginas web de los candidatos, terminan la campaña y dejan de existir. En algunos casos se posiciona algo, en otros no, pero al poco tiempo queda poco rastro.

¿Qué efecto tendría una web de candidato en la que se actualizaran los contenidos y se trabajara el SEO como si de una gran empresa se tratase? Un candidato que gane y gobierne o pierda y esté en la oposición, a no ser que se retire, tiene por delante 4 años de trabajo.

En todo ese tiempo puede trabajarse de forma completa el posicionamiento orgánico pensando clave búsqueda — solución, como un servicio al ciudadano que tiene un problema y encuentra la solución en la web del alcalde, o miembro de la oposición.

 Si analizamos las capitales de provincia de la Comunitat Valenciana, encontraremos que la presencia de los sitios web de los candidatos es prácticamente nula, sin importar el color político, independientemente de que gobiernen o no.

En el caso de Joan Ribó no hay rastro de una web suya, ni en campaña. Lo mismo ocurre con Maria José Catalá. Nada a la vista. En cambio, Sandra Gómez sí mantiene una página desde su campaña electoral: valenciasenselimits.com. En esta web lanzaron su programa electoral en un formato novedoso apoyándose en Google Maps para sectorializar las propuestas. Todavía está visible pero completamente desactualizada. Sandra Gómez es la Vicealcaldesa de la tercera ciudad de España, podría haber convertido su mapa de propuestas a uno de realidades, de progreso de sus medidas, pero por el momento, han dejado pasar esta oportunidad.

Valencia Sense Limits

En Castellón, encontramos todavía indexada, pero no visible la web de la candidata Begoña Carrasco. Google terminará por desindexarla completamente. Era una web donde se plasmó el programa electoral, entre otros contenidos y que de estar operativo, aun estando en la oposición podría hacer seguimiento del gobierno y ofrecer contenidos de interés para la ciudadanía.

En definitiva, el SEO local es es una mina de oro para los candidatos y cargos electos que quieren maximizar la presencia en las búsquedas. Mejor aún, como se trata de palabras clave muy específicas, es mucho más probable que destaquen a nivel local (entre su público objetivo).

La realidad de las palabras clave de alto volumen es que, aunque reciben mucho tráfico, puede que no sea el tráfico adecuado. El targeting de palabras clave de SEO político basado en búsquedas localizadas siempre será mejor cuando se trate de atraer a un objetivo real de los políticos: los votantes.

Si has llegado hasta aquí y crees que tu actividad política podría llegar a un nivel superior a través del SEO, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.