Desde Martínez — March hemos lanzado un nuevo stream de ComPol en Twitch, Dosmtv, nuestro propio canal donde conectamos desde nuestras casas con la comunidad interesada en la actualidad política. Para ello, nos hemos sumergido en un proceso realmente apasionante: montar un «plató» casero para dotar de una calidad mínima a los directos.

Aquí os contamos cómo montar el setup perfecto para Twitch (o para cualquier conexión/videollamada) de forma sencilla y a buen precio. También, os dejamos unos tips para no marcaros un Jessica Albiach, candidata de En Comú Podem a la Generalitat de Calalunya, que en un directo con TVE se le desplomó el «fondo» con la marca de su partido.

Cámara y micro para streaming

A pesar de disponer de un ordenador potente y de calidad la cámara y el micro que viene integrado se «queda corto» para los streamings. Por este motivo, apostar por una streamcam y un micrófono externo es muy aconsejable. Aquí os dejamos nuestras recomendaciones, una selección de la mejor relación entre calidad y precio.

Cámara Logitech con video vertical HD 60FPS. Esta cam lleva incorporado el USB-C compatible con los últimos modelos de Mac y graba a full hd 1080a. Además, cuenta con enfoque automático y exposición inteligentes y la opción de girarla para grabar en vídeo vertical full hd 9:16; perfecto para stories de Instagram y Facebook. Incluye dos soportes, lo que otorga de gran versatilidad de montaje: se puede acoplar al monitor o bien a un trípode a fin de proporcionar el ángulo perfecto con cada stream o grabación. Lo mejor, conectar y funciona, no es necesaria la instalación de software. Precio 129€.

Micrófono Rode NT USB. Se trata de un micrófono de estudio de alta calidad con la facilidad de conexión al equipo con USB. Incluye un escudo «antipop», soporte de escritorio para trípode, soporte de anillo, bolsa de almacenamiento y cable USB de 6 m (20 ‘). Además, el micro cuenta con un control de mezcla directa entre entrada de micrófono y salida de fuente. Es compatible con iPad de Apple e incluye una garantía extendida de dos años. Precio 168€.

El efecto twitcher

El efecto «mágico» de los directos de youtubers y twitchers tiene que ver en la iluminación. La gran mayoría apuestan por retroiluminación de colores para ambientar la habitación y un foco delantero, o aro de luz, para iluminar su rostro. Para conseguirlo, aquí tienes dos gadgets súper económicos. Y recuerda, apaga la luz principal de la habitación y juega con los contrastes.

Aro de luz led SYOSIN. Se trata de un sencillo acople para escritorio que sirve como fuente de iluminación delantera para rostros. Es regulable a tres modos: cálido, natural y frío, y cada uno de ellos es ajustable a 11 niveles de brillo (más o menos intenso). Incluye un trípode para mesa (tamaño pequeño), un anillo giratorio de 360° y soporte para móvil. Se conecta con puerto USB y dispone de mando a distancia. Precio: 19,99€.

Tiras de luces led GOVEE. Para conseguir la retroiluminación de colores estas tiras RGB de 5 metros con control remoto son el mejor aliado. Poseen una caja de control con 20 colores y 6 modos de escena para la habitación y son muy fácil de instalar ya que cuentan con la sujeción incorporada, de modo que no se necesitan pasadores adicionales. Es 12V {Clase de eficiencia energética A}, cuenta con resistencia al calor y dispositivo de protección contra cortocircuitos. Precio: 20,99€.

Tips para streamings

  1. Ten en cuenta que la altura de cámara recomendada es a la línea de los ojos. Lo ideal es que tu cabeza se sitúe en el centro del plano, a la misma altura que la streamcam. Así lograrás un plano medio-corto con una perspectiva correcta y evitarás efectos no deseados como la «papada» o que haya mucho «aire» por encima de ti.
  2. Colócate a una distancia media hacia del micro y realiza pruebas de sonido antes. De este modo evitarás que se escuche mal o el odiado «popeo».
  3. Juega con las distintas opciones de iluminación y retroiluminación, pero no olvides que lo principal es que tu rostro cuente con una correcta luz y no se generen sombras marcadas.
  4. La escenografía lo es todo. Potencia aquello que quieras que sea visible y oculta lo que no. Y por supuesto, ten controlada la escena y aquellos elementos externos (o personas) que no tienen por qué obtener protagonismo. Recuerda que con un zoom es posible acceder a tooodo.
  5. Y por último, cuida tu vestimenta porque la imagen personal afecta (y mucho) a tu reputación. No es una buena idea vestirse de cintura para arriba únicamente (y abajo llevar pijama, por ejemplo), ya que cualquier imprevisto puede hacer que te levantes de tu silla 🙂